Día 0 – Bienvenidos a Polonia

Tras un largo día de traslados llego por fin a mi hotel, el Polonia Palace, majestuoso, elegante, bellísimo y a un precio espectacular. Apenas hay tiempo de dar una vuelta por los alrededores así que me dirijo al centro comercial de la zona financiera, a dos pasos, y esto es lo que hay por aquí


Nuevos rascacielos se erigen en solares que antes de la II Guerra Mundial ocupaban sencillos edificios residenciales. Junto a ellos, el famoso Palacio de la Cultura, herencia de la época soviética.


Muchos quieren derribar esta mole de 230 metros de altura por su vinculación con una negra etapa histórica. Otros quieren que permanezca. Lo que está claro es que el edificio ha sido reutilizado para teatro, cine, mirador,… ¡e incluso para jugar al Tetris!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.